Glups

Glups Ane Uriarte

Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Juny 2016

Tutor

David Torrents

Abstract anglés

En los últimos años la alimentación ha asistido a un gran desarrollo en temas de procesado y producción de alimentos con el fin de abastecer a la población. Puede decirse que hoy en día la tecnología es capaz de producir alimentos totalmente sintéticos, de crear pastas con sabores y colores determinados consiguiendo así que la alimentación esté cada día más lejos de su naturaleza y más cerca de la industria. Es por eso que nos preguntamos ¿conocemos lo que comemos? ¿es seguro lo que llega a nuestra mesa? ¿qué cantidad de productos químicos, metales pesados, antibióticos o aditivos que podrían ser perjudiciales para la salud ingerimos con nuestra dieta? Vivimos en una de las sociedades con más abundancia de alimentos y con más garantías sanitarias. Nunca como ahora la comida había sido sometido a controles tan rigurosos. Pero los científicos alertan de los peligros del efecto acumulativo de estos tóxicos que ingerimos con la dieta a lo largo de nuestra vida. A través de la historia, evolución y consecuencias de la industria alimentaria recorreremos un viaje que nos ayudará a construir la estructura de este proyecto, y entender cómo hemos llegado a la situación actual dentro del ámbito de la alimentación. La alimentación, aspecto fundamental en las vidas de los seres humanos para conseguir energía y desarrollarse tanto biológicamente como culturalmente, es un tema de gran interés. Con la investigación se ha elaborado un proyecto que consistirá en microcápsulas de información sobre la industria alimentaria que serán emitidas con una periodicidad de 3 días. Estas publicaciones serán difundidas de forma analógica y digital. El objetivo de esta plataforma es crear un tejido informativo para el consumidor. Un consumidor bien informado contribuye de manera decisiva en la construcción de una sociedad más democrática, más justa y más sana.

Glups
Glups
Glups
Glups
Glups
Glups